Calzado de niños Shoo Pom BOUBA BI ZIP Zapatos primeros pasos

8lZ4SzVxMl
Calzado de niños Shoo Pom BOUBA BI ZIP - Zapatos primeros pasos

Material exterior:  Piel

Material interior:  Piel

Plantilla:  Cuero

Suela:  Caucho natural

Grosor del relleno:  Relleno contra el frío

Cuidados:  Aplica un protector antes de usar

Características del producto

Puntera:  Redonda

Detalles de la caña:  Cremallera lateral

Cierre:  Cremallera

Número de artículo:  P0214F00Y-B11

Calzado de niños Shoo Pom BOUBA BI ZIP - Zapatos primeros pasos Calzado de niños Shoo Pom BOUBA BI ZIP - Zapatos primeros pasos Calzado de niños Shoo Pom BOUBA BI ZIP - Zapatos primeros pasos Calzado de niños Shoo Pom BOUBA BI ZIP - Zapatos primeros pasos Calzado de niños Shoo Pom BOUBA BI ZIP - Zapatos primeros pasos Calzado de niños Shoo Pom BOUBA BI ZIP - Zapatos primeros pasos

TRAZADOS

Calzado de niños Havaianas KIDS MAX STARWARS Chanclas de baño

Al igual que nosotros en muchas partes del mundo en Tenidas Fraternales HH.. Masones se reúnen alrededor de los días 21 y 22 de junio de cada año, que desde mi personal punto de vista...

Ropa de mujer Champion SWIMSUIT Bañador

La palabra “logia” es de origen sánscrito y, en diversas formas derivadas, común a casi todas las lenguas indoeuropeas. El recinto de la logia masónica es rectangular y se ingresa en él por su lado...

Ropa de hombre Only Sons ONSDOC CREW NECK Jersey de punto

Por Francois-marie Arouet (VOLTAIRE) No me dirijo a los hombres. Me dirjo a Ti, Dios de todos los seres, de todos los mundos, de todos los tiempos; si es permitido a débiles criaturas, perdidas en la...

Geox JANIRA C Marrón

Calzado de hombre Nike SB STEFAN JANOSKI MAX Zapatillas

Cómo nos afecta la crisis económica psicológicamente

Dentro del listado de ACV (Acontecimientos Vitales Estresantes) las crisis y problemas económicos figuran como una de las causas más frecuentes que pueden precipitar una respuesta de  estrés  en el individuo. Por ello, la palabra ‘crisis económica’ a nivel emocional está íntimamente ligada con la palabra ‘estresor’, esta vez, de carácter cotidiano. A pesar de que habitualmente asociamos al estrés con algo negativo, lo cierto es que el  estrés  es sólo una respuesta adaptativa, normal y necesaria, que nuestro organismo pone en marcha ante las situaciones que requieren un esfuerzo extra de nosotros mismos. El que esta respuesta se convierta en algo dañino depende de la duración del estresor en el tiempo y de la forma de afrontamiento al mismo.

Comencemos por el primer punto, la  duración del estresor en el tiempo . Lamentablemente, la crisis económica se está manteniendo lo suficientemente en el tiempo como para que la respuesta de estrés implícita a ella no haga ninguna  gracia  a nuestro organismo. Y es que de una u otra manera todos estamos estresados por la crisis; los que mantienen el trabajo por temor a perderlo y la creciente competitividad por ver quién se queda con la  silla . Los que lo han perdido por las consecuencias obvias unidas a la pérdida del mismo (dificultad para afrontar los gastos, etcétera). Ante una situación estresante mantenida en el tiempo como es el caso, nuestro organismo libera una serie de sustancias para hacer frente al estresor hasta que éste desaparece. Pero cuando el estresor se prolonga demasiado en el tiempo el organismo se agota de forma progresiva pudiendo generar  cicatrices  biológicas como problemas de salud física ( Goldmud COLON Topotea / Plata
, etcétera), además de consecuencias en nuestra salud mental y relaciones sociales.

En lo que respecta al segundo punto, nuestra  forma de afrontamiento , ésta puede hacer que dichas cicatrices tengan un probabilidad de aparición menor e incluso ni aparezcan. La palabra clave aquí es ‘ resiliencia ’ entendida como la capacidad de una persona para hacer frente a las situaciones difíciles y sobreponerse a ellas. Las personas más resilientes tienen una mayor capacidad para afrontar la crisis en el sentido de ser más resolutivos, buscar soluciones ante los posibles problemas, etcétera. En general se crecen ante la adversidad. Como en toda situación estresante, la valoración que hacemos de las consecuencias que la crisis tiene para nosotros y de nuestra capacidad de afrontamiento a dichas consecuencias es crucial para determinar cuánto nos estresa la crisis económica.